La realidad de las personas LGBTNb+ en Córdoba: más educadas, pero más discriminadas - Diario Ciudadano

INTERES GENERAL

01/12/2023

La realidad de las personas LGBTNb+ en Córdoba: más educadas, pero más discriminadas

Por José Manuel Ferrero




Según un estudio realizado por universidades públicas y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, las personas LGBTIQ+ tienen un mayor nivel educativo que la población en general, pero también enfrentan mayores dificultades laborales, económicas y sociales.

El estudio, que contó con la participación de más de 15 mil personas de todo el país, es el primero de su tipo que ofrece información estadística sobre la situación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, no binaries y otras identidades en el país (LGBTNb+).

Entre los resultados preliminares, se destaca que el 73,1% de las personas se considera cisgénero, es decir, que su identidad de género coincide con el sexo asignado al nacer, mientras que el 22,5% se percibe como personas trans, no binaries y de género fluido. Esta proporción es superior a la reportada por otros estudios similares en la región.

En cuanto a su orientación sexual, un 35,7% de las personas se identificó como gay; un 22,5% bisexual (la mayoría mujeres o mujeres cis) y un 15,0%, lesbiana.

El estudio también reveló que la mayoría de las personas participantes presentan un nivel secundario completo o superior incompleto (universitario o terciario). Sin embargo, las personas trans (sobre todo, feminidades o mujeres trans) cuentan con menor nivel educativo en términos comparados al resto de la muestra, seguidas por no binaries y otras identificaciones.

Asimismo, se observó que las condiciones de vida de la población LGBTNb+ son peores que las de la población en general, especialmente en lo que respecta al acceso al trabajo, la vivienda, la salud y la convivencia. El desempleo continúa elevado, sobre todo en mujeres y varones trans, que duplican a las personas cisgénero. Además, se registraron altos niveles de discriminación y violencia por motivos de género y orientación sexual.

Según el estudio mencionado, la provincia de Córdoba fue una de las que tuvo mayor participación en el relevamiento, con un 9,6% del total de las personas encuestadas. Dentro de la provincia, la ciudad de Córdoba concentró el 87,8% de las respuestas, seguida por Río Cuarto con el 3,4%. El resto de las localidades tuvieron una participación menor al 1%.

En cuanto a la identidad de género, el 72,9% de las personas que respondieron en Córdoba se consideraron cisgénero, mientras que el 23,4% se percibieron como personas trans, no binaries y de género fluido. Respecto a la orientación sexual, un 36,5% se identificó como gay, un 22,6% bisexual y un 14,9% lesbiana.

El nivel educativo de la población LGBTNb+ en Córdoba fue similar al de la muestra nacional, con un predominio de personas con secundario completo o superior incompleto. Sin embargo, se observaron diferencias según la identidad de género, siendo las personas trans las que presentaron menor nivel educativo, seguidas por no binaries y otras identificaciones.

La situación laboral también mostró desigualdades según la identidad de género y la orientación sexual. El 77,7% de las personas que respondieron en Córdoba estaban ocupadas, pero el 7,5% estaba en situación de desocupación. Este porcentaje fue mayor entre varones y masculinidades trans (15,4%), feminidades y mujeres travesti-trans (13,2%) y no binaries (11,1%). Además, se registraron altos niveles de precarización laboral, informalidad y discriminación en el ámbito de trabajo.

En relación a la vivienda, el 69,4% de las personas que respondieron en Córdoba vivían en una casa o departamento propio o alquilado, mientras que el 17,9% vivía en una casa o departamento prestado o compartido. El 6,1% vivía en una pensión, hotel, albergue o similar, y el 3,2% en una situación de calle o sin techo. Estas últimas situaciones fueron más frecuentes entre las personas trans, especialmente entre las feminidades y mujeres travesti-trans.

En cuanto a la salud, el 76,9% de las personas que respondieron en Córdoba contaba con algún tipo de cobertura médica, ya sea obra social, prepaga o plan público. El 23,1% restante no tenía ninguna cobertura. El acceso a la salud fue más difícil para las personas trans, que reportaron mayores dificultades para acceder a servicios de salud sexual y reproductiva, de salud mental y de hormonización.

Finalmente, en lo que respecta a la convivencia y la discriminación, el 57,4% de las personas que respondieron en Córdoba convivía con su pareja, familia o amigos, mientras que el 42,6% vivía sola. El 71,6% de las personas manifestó haber sufrido algún tipo de discriminación por su identidad de género u orientación sexual en los últimos 12 meses, siendo las personas trans las más afectadas. Los ámbitos donde se registraron más situaciones de discriminación fueron la calle o el transporte público, las redes sociales y los medios de comunicación, y el ámbito laboral.







Videos